Usuario - - Acceso de usuarios
Domingo - 09.Mayo.2021

Sin industria no hay crecimiento ni puestos de trabajo

ver las estadisticas del contenido enviar a un amigo
21/10/2013

En su último Boletín de Coyuntura Económica y Laboral, correspondiente al mes de octubre,  la Confederación Española de Organizaciones Empresariales del Metal, CONFEMETAL, analiza el Informe sobre la Competitividad Industrial de la Comisión Europea 2013, titulado significativamente “Sin industria no hay crecimiento ni puestos de trabajo”.

El Informe señala que, tras la recuperación del período 2009-2011, la industria europea vuelve a mostrar una tendencia a la baja que ha situado la parte del PIB europeo correspondiente a actividades industriales en el 15,1 por ciento, frente al 15,5 de hace un año y muy lejos del objetivo del 20 por ciento establecido por la Comisión en 2012.

El conjunto de la industria europea se enfrenta a problemas como la falta de convergencia entre los países más y menos competitivos en el sector industrial, los costes crecientes de la energía, el difícil acceso a la financiación y el descenso de la inversión en casi todos los Estados miembros. Todo ello hace que la productividad industrial de la UE se degrade en comparación con los Estados Unidos, y que el conjunto de la industria europea haya perdido más de 3,8 millones de puestos de trabajo desde 2008.

Soluciones

Ante esa situación, CONFEMETAL subraya en su Boletín que para que la industria europea pueda competir, hay que mejorar significativamente la eficiencia de las administraciones públicas y la conexión entre la enseñanza y el mundo empresarial, y potenciar una innovación más cercana al mercado. Sin todo ello no será posible una economía europea próspera y capaz de sostener el estado de bienestar que caracteriza a las sociedades avanzadas. 

Las prioridades se centran en simplificar la actividad empresarial, reducir los costes de producción en Europa -energía y materias primas- y mejorar el acceso a la financiación y a los mercados de capitales para las empresas, en particular las Pymes.

Además, se debe abrir mercados para las empresas europeas, facilitar las inversiones en nuevas tecnologías e innovación, y garantizar que las competencias y la disponibilidad de la mano de obra europea se adapten a las necesidades de la economía del siglo XXI.

Europa es líder mundial en numerosos sectores industriales, casi todos ellos con cadenas de valor integradas por grandes empresas y numerosas pymes, que han de ser considerados estratégicos. El Consejo Europeo de febrero de 2014 sobre competitividad industrial y crecimiento deberá marcar el rumbo para apoyar el crecimiento económico del continente.

Mientras tanto, vale la pena repetir que la actividad industrial es la que repercute más positivamente en el resto de la economía y mejora en mayor medida la productividad global. Que la industria es origen del 80 por ciento de la innovación privada y de las tres cuartas partes de las exportaciones, y que su papel en la creación de puestos de trabajo de calidad es el más decisivo de cualquier segmento de la economía. O dicho de otro modo: que “En la Industria está el futuro”.
 

Etiquetas: boletin
Comprtelo:
meneame digg delicious technorati google bookmarks yahoo blinklist twitter Facebook Facebook
21/10/2013 ir arriba

v02.15:0.02
GestionMax