Usuario - - Acceso de usuarios
Viernes - 18.Septiembre.2020

José Miguel Guerrero, presidente de CONFEMETAL, a la Asamblea Anual de la organización: “El Sector Industrial será clave para mantener el actual estado de bienestar”

ver las estadisticas del contenido enviar a un amigo
30/06/2020
Hoy se ha celebrado en Madrid la Asamblea Anual de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales del Metal, CONFEMETAL, presidida por José Miguel Guerrero que en su intervención ha hecho balance de los últimos doce meses de actividad de la organización y ha evaluado la actual situación y las perspectivas económicas generales y del Sector.
 
El presidente de CONFEMETAL ha subrayado en su Informe la importancia de la Industria, el Comercio y los Servicios del Metal, muy especialmente de sus pequeñas y medianas empresas en la estructura productiva de nuestro país y ha resaltado que “sin Industria no hay desarrollo social y económicamente sostenible, ni creación de riqueza y bienestar”.
 
Guerrero se ha referido, fundamentalmente, a la situación del Sector Industrial tras la crisis desencadenada por la pandemia de del COVID-19, que ha venido a acelerar el progresivo decaimiento que venía registrando la economía española en los meses previos a la declaración del Estado de Alarma.
 
Guerrero subrayó que el Sector Industrial debe ser el eje de la recuperación económica si el objetivo es el mantenimiento de un estado de bienestar similar al que actualmente tenemos: “en la medida que crezca el peso de la Industria en el PIB, crecerá el bienestar social ya que una industria manufacturera potente asegura más progreso y una mayor y mejor distribución de la riqueza”.
El presidente de CONFEMETAL ha propuesto en su intervención una estrategia de salida de la crisis del COVID-19 que ha detallado en una serie medidas, contenidas en diez bloques, cuya aplicación permitiría no perder más actividad productiva, frenar la destrucción de empleo y evitar, después de la crisis sanitaria, una crisis social de efectos devastadores.
 
Esas propuestas de CONFEMETAL se estructuran en un decálogo que incluye bloques, de medidas en el marco de la financiación y la liquidez de las empresas, fiscales, en el ámbito laboral, de formación y cualificación de los trabajadores, de impulso a la I+D+i y a la digitalización, de internacionalización, de estímulo y reactivación del consumo, coordinación y mejora de las Administraciones Públicas, de reactivación industrial y de sostenibilidad .
 
Guerrero ha resaltado que la mayoría de las medidas propuestas o no suponen un coste o su coste es asumible y generaría un buen retorno para la Administración y que todas ellas “parten de la voluntad de aplicar reformas que permitan mejorar el tejido productivo y su sostenibilidad”.
 
Datos 2019
 
Según los datos contenidos en la Memoria de Actividades 2019, presentada en la Asamblea, el año 2019 se cerró con un incremento del 0,9 por ciento en el índice de Producción Industrial de Metal, frente al 1,9 del año anterior. 
 
La Cifra de Negocios de la Industria del Metal registró en el acumulado del año un avance del 0,8 por ciento frente al 3,8 por ciento de 2018, y la Entrada de Pedidos de la Industria del Metal registró en 2019 una caída del 2,8 por ciento que contrasta fuertemente con el incremento del 10,4 por ciento del ejercicio precedente.
 
El número de ocupados en la Industrial del Metal alcanzó Enel cuarto trimestre de 2019 la cifra de 1.005.200, lo que supuso un aumento del 0,3 por ciento respecto al mismo trimestre del 2018. La media del año 2019, registró un total de 49.725 desempleados en toda la Industria del Metal, lo que supone una reducción del 0,5 por ciento con respecto a la media del mismo periodo del año anterior. 
 
En cuanto a comercio Exterior del Sector del Metal, en 2019 aumentó el déficit comercial de 13,2 por ciento situándose en 10,650 millones de euros, 1.243 millones más que en 2018. Las exportaciones de productos metálicos crecieron un 1,1 por ciento y las importaciones un 2 por ciento.
 
Perspectivas
 
La evolución de todos los indicadores económicos definía a principios de 2020 un escenario de deceleración, continuación de la que se apuntaba ya en 2018, y un cambio de las perspectivas económicas que cambiaron dramáticamente por la crisis provocada por la pandemia del Covid-19.
 
Si bien existe todavía un grado elevado de incertidumbre sobre la magnitud del impacto negativo, que dependerá de la intensidad en cada área económica y de la duración de la crisis sanitaria global, se han producido fuertes caídas de la actividad, el empleo y los beneficios empresariales cuya profundidad y duración dependerán de la amplitud y la eficacia de las medidas que tomen las administraciones para atajarlas.
 
El impacto de la pandemia sobre la actividad económica y el empleo en España está siendo más pronunciado en el corto plazo que en otros países. La declaración del estado de alarma supuso la suspensión casi completa de algunos servicios, y la regulación posterior del permiso retribuido recuperable para los trabajadores que no prestan servicios esenciales implicó el cese de muchas otras actividades productivas.
 
Salir de la profunda crisis económica exigirá una estrategia centrada en generar actividad y empleo, mejorando la productividad y la competitividad de sectores y empresas.
 
La economía española, el tejido empresarial que la sustenta, necesita medidas realistas que, aplicadas de modo proactivo y urgente, permitirían paliar muchos de los efectos de ya evidentes de la crisis y frenar la destrucción de tejido económico y puestos de trabajo.

 

Etiquetas: boletin, noticias
Compártelo:
meneame digg delicious technorati google bookmarks yahoo blinklist twitter Facebook Facebook
30/06/2020 ir arriba

v02.15:0.02
GestionMax